Manual de adiestramiento

Fuente: http://www.bdsmcanarias.es/  

Este es el manual de entrenamiento de Master Stern & slave yielding's BDSM Lifestyle en http://www.bdsmu.com/  y ha sido traducido por A.S.y adaptado por Nomar-tf para Bdsm_Canarias .
 
No comiences este programa a la ligera:
Este programa no es una guía para sesiones de BDSM, un manual para curiosos, o a un método para satisfacer fantasías sexuales. Es una guía orientada a una forma de la vida, pensado para los que deseen crear un ambiente para sí mismos que realce sus calidades Dominantes y sumisas naturales. No debe ser visto simplemente como otro método de "juego."
Poseer y entrenar a una esclava es algo muy serio. Antes de emprender un programa de entrenamiento, debes determinar lo que deseas y para cuánto tiempo lo deseas. Cuando has aceptado a una esclava, y ella consensuadamente te ha dado el dominio sobre ella, y lo has aceptado, es en todos los sentidos alguien que depende de ti. La esclava, debido a tus propias necesidades y deseos, está bajo tu autoridad y tu capricho. Eres responsable de ella.
El derecho del Amo sobre la vida de otro ser humano es la responsabilidad más grande que un Dominante puede aceptar. De muchas maneras se asemeja a la responsabilidad paterna con un niño. En el caso de la paternidad, sabes que según va pasando el tiempo tendrás cada vez menos responsabilidad en la vida diaria del niño. En el caso de una esclava, esa carga sigue siendo más o menos constante para toda la vida.
A diferencia de una pareja de juego, o una sumisa, una esclava es propiedad del Amo, no en el sentido legal, pero sí en el espíritu. Como tal, igual que amas a un animal doméstico o acaricias tu álbum de fotografías, la esclava debe ser tratada de la misma manera, como una propiedad. Esto es a menudo desafiante tanto para la esclava como para el Amo. Sin embargo, es un concepto que se debe interiorizar por ambas partes y reforzar por el Amo. Tuya es la autoridad, y no debes ser pusilánime en mantener esa autoridad. Si no haces caso del entrenamiento de una esclava, no satisfará tus necesidades. Para encontrar maneras de satisfacer tus propias necesidades, ella debe tener la voluntad de prestarte toda su atención.
La idea de la "esclavitud consensual" puede al principio parecerse una contradicción y un imposible. Sin embargo, si la comparamos al servicio militar, la contradicción desaparece. Cuando una persona firma un contrato para el servicio en las fuerzas armadas, él o ella está aceptando una forma de esclavitud consensual. Durante la duración de ese contrato, "el cuerpo militar posee" a la persona (y legalmente así es). Se entiende la jerarquía y el recluta está conforme absolutamente con las reglas de sus superiores. Si se le ordena marchar con lluvia, lo hará. Si es castigado o disciplinado limpiando la letrina con un cepillo de dientes, lo aceptará. Se estructura su vida, se supervisan sus movimientos, su aislamiento, sus procesos mentales cambian para acomodarse al "contrato." Aprende cómo comportarse para evitar consecuencias, cómo trabajar con eficacia y eficientemente, y en muchos casos considera su experiencia militar como un mérito.
Cuando el período de su contrato está a punto de terminar, las ventajas del servicio continuado se sopesarán con las desventajas. La persona siente a veces que el mundo militar no es para ella, o que incluso aunque lo beneficie, no desea continuar, y en este caso, se retira.
Un contrato con una esclava proporciona la misma opción a la aprendiz. Especialmente si ella no tiene ninguna experiencia de esclavitud, la idea de comportarse siempre como tu esclava puede ser demasiado. Si se firma un contrato temporal, ella tiene la opción de no continuar esta trayectoria. Quizás la esclava comprenda que no es para ella.
La última meta del entrenamiento es realzar las cualidades del comportamiento sumiso que existen ya en la esclava , de modo que ella se sienta mejor consigo mismas, adquiera un nivel más alto de autoestima y de amor propio, y pueda abrazar y celebrar esas cualidades. Su capacidad de servirte con tolerancia y dignidad seguirá.
No incurras en la equivocación de creer que una lista de reglas, de castigos repetidos, o de una firma en un contrato creará de alguna manera una buena esclava. Una buena esclava no es un humano a quien se le han reforzado y solidificado ciertas opciones , sino alguien a quien se le han dado las oportunidades de crecer dentro de esas opciones.
Ten siempre tu "propósito" presente. Cada área del entrenamiento de una esclava se debe hacer para lograr algo - sino para ti, sí para ella. El desafío del Amo, especialmente en una relación 24/7, es el dominio de sí mismo. Nunca te debes aprovechar de tu esclava o tomarte ciertas concesiones por el lugar que ocupas, hacer "lo que quieras" es un acto de egoísmo, no una muestra de maestría.
Paradójicamente, el desafío de una esclava es aceptar que su Amo tiene el derecho de "hacer lo que quiera" si él lo cree justo. Está obligada a seguir centrada en su lugar en la relación sin analizar los métodos de su Amo o razonarlos. En una relación Amo/esclava sana, la esclava confía en su Amo, y por lo tanto confía en su metodología. Además, una esclava emocionalmente sana (y tú debe determinar su salud emocional antes de conceder a cualquier persona el estado de esclava), reconoce si está siendo objeto de abuso y simplemente no lo aceptará.
Te encontrarás realizando diferentes papeles mientras progresa el entrenamiento de tu esclava; profesor, consejero, padre, maestro, mentor y objeto de adoración por nombrar algunos. Debes saber asumir estos papeles y hacerlo con integridad. Un Amo serio no pretenderá crear una esclava mientras descuida uno o más de los papeles necesarios.
Las 3 áreas de atención:
Cada una de estas áreas de entrenamiento es igualmente importante. Cada una está conectada con las otras en la base de la esclavitud. Tu entrenamiento no se debe centrar en un sólo área, puesto que todas se solapan; el centrarse en un área, excluyendo otras no creará una esclava, en el mejor de los casos, creará una pareja de juegos.
Mente
Las primeras fases del entrenamiento, aunque pueden incorporar técnicas tales como entrenamiento de la posición y mantener el entrenamiento, deben centrarse más en los aspectos psicológicos de la esclavitud. En última instancia, tus necesidades deben ser resueltas, pero si estás interesado a largo plazo, buscando una relación continua entre Amo y esclava, debes buscar en la mente de la esclava, descubrir por qué necesita lo que necesita, y ver la mejor forma de satisfacer esas necesidades sin comprometer las tuyas, y después entrenarla psicológica y físicamente. La comprensión cuidadosa de tu esclava crea una atmósfera de confianza y lealtad.
Cuerpo
Comprendiendo las necesidades psicológicas de tu esclava determinas sus necesidades físicas también, y ayudarás a integras sus necesidades con las tuyas propias. El entrenamiento de su cuerpo crea en ella el conocimiento constante de ser de tu propiedad. Se supervisan sus movimientos, sus necesidades físicas se resuelven según tu criterio, y se la utiliza para practicar así como para propósitos agradables.
Espíritu
El "espíritu" de la esclava se utiliza aquí en el sentido de abarcar la intensidad de su deseo de servir y de satisfacer, de su impulso para sumergirse en su papel y en tus reglas, de sus sensaciones de adoración, e incluso de la adoración, tanto de su Amo, como de sí misma, en la medida que crece su autoestima. El espíritu de la esclava se convierte normalmente de forma natural, y el "entrenamiento" del espíritu, se centra en el entrenamiento de la esclava para ocuparse de las cosas que la rodean. El entrenamiento en este área incluye aprender a aceptar los término y celebrar los ideales de la esclavitud.
METAS DE LA RELACIÓN
Antes de comenzar un programa de entrenamiento, debes tener una idea clara a dónde quisieras que llegara la relación. Es esencial, pues en cualquier relación a largo plazo, entender y tener claras las expectativas individuales. La decisión de entrenar, y la decisión de entrar ciertamente en un contrato obligatorio, debe esperar hasta que ambos acordéis las metas para vosotros mismos y las expectativas de cada uno.
El primer paso esencial aquí es obviamente la comunicación, pero igualmente importante es la elaboración de un "plan de acción." Dominante y esclava han de preguntarse, "qué deseo de esta relación?" .Elabora un cuestionario que ambos, tú y la esclava podáis rellenar individualmente. Una vez hecho esto, compara las respuestas. Cuando haya desacuerdo sobre un punto en particular, se podrá discutir, y quizás llegar a un compromiso (!).
Claramente la esclava, que llega a ti para ser entrenada, usada o porque su relación ha cambiado y no está en posición para determinar los puntos más finos del proceso. El Amo no debe prohibir " el trueque" con la esclava hasta tal punto que tu autoridad se alinee con tus intereses. Estoy asumiendo que vuestra relación ya no está en los comienzos (es mi creencia que esto debe ser así antes de que el entrenamiento de la esclava comience), la ventaja es que os conocéis el uno al otro bien, tan bien que puede ocurrir que debas pedirle a la esclava que se comunique de forma totalmente honesta, y no de respuestas que ella cree que son las que quieres oír.
Preguntas generales a contestar individualmente y a discutir.
¿Qué deseo de esta relación para mí?
¿Qué deseo de esta relación para mi Amo/esclava?
¿Cómo veo esta relación dentro de cinco años? ¿ De diez años?
¿Qué cosas me veo incapaz de hacer ética y moralmente para alcanzar estas metas?
Después de comparar respuestas, discutirlas hasta que encontrar respuestas mutuamente satisfactorias para cada uno. Entonces podéis pasar a preguntas más específicas.
Clasifica estas respuestas por orden de importancia (1 que es la más importante):
¿Cuáles son las cualidades más importantes de un Amo?
___ La honradez
___ La Habilidad en la toma de decisiones
___ Que sea digno de confianza
___ La consistencia
___ La habilidad sexual
___ El sentido del humor
___ Las Características Físicas
___ La Autoridad y el Control
___ La preocupación por la seguridad
___ Que sea cariñoso
___ Que sea positivo en la imagen que tiene de sí mismo
___ La Habilidad de comunicación
¿Cuáles son las cualidades más importantes de una esclava?
___ La honradez
___ La lealtad
___ La Habilidad sexual
___ Las características físicas
___ El deseo de servir
___ Las Habilidad de comunicación
___ El sentido del humor
___ Que sea cariñosa
___ La confianza en su AMO
___ La adhesión a las reglas
___ La obediencia
___ Que sea positiva en la imagen que tiene de sí misma
Antes de comparar las respuestas, clasifica cada respuesta de manera que puedas crear una lista de los deseos de Amo/esclava. Sería raro que todas las respuestas sean coincidentes, y tampoco es necesario. Es provechoso discutir porqué has elegido ese orden y no otro. Si vuestros grados de importancia son totalmente diferentes (por ejemplo, si la esclava clasifica "cualidades físicas" con un 1, y tú lo tienes al final de la lista) debéis discutir eso detalladamente. Como Amo, debes poder determinar si la disparidad en las creencia es algo que los dos podéis superar y todavía seguir siendo fieles a los principios de una relación Amo/esclava.
También debéis haceros las siguientes preguntas:
¿Cuáles son las 3 cosas que encuentro especialmente buenas en nuestra relación tal y como es ahora?
¿Cuáles son las 3 cosas que cambiaría en nuestra relación con el entrenamiento?
¿En qué áreas desea incidir la esclava en el entrenamiento?
¿En qué áreas desea incidir en el Amo en el entrenamiento?
¿Cómo mejorará nuestra relación como resultado del entrenamiento?
¿Cuales creo que son las áreas más "desafiantes" del entrenamiento para mí? ¿Y para mi AMO/esclava?
¿Debe el entrenamiento tener un límite de tiempo, o debe existir siempre?
¿Qué puedo hacer yo para conseguir las metas de la relación?
 
CONTRATO DE ADIESTRAMIENTO
Un contrato auxiliar no es de ninguna manera algo que ata legalmente. Su propósito es solidificar los puntos de acuerdo entre tú y tu esclava, y proporcionar un gesto ritualista, que aumenta el conocimiento de la esclava de la importancia de las cosas. Incluye en él únicamente información pertinente; deja los detalles para otro lugar. Mantenlo simple y genérico. usted y la esclava-en-entrenamiento, y proporcionar un gesto ritualista, que aumenta el conocimiento de la esclava de la importancia de la comisión. Incluya en él la información más pertinente; excepto los detalles. Manténgalo simple y general. Debe haber abundantes excepciones en él para explicar los acontecimientos imprevistos que suceden en una relación.
El contrato no debe ser terriblemente largo. Si necesitas hacer referencia a un apéndice es que es demasiado largo. No debe contener "términos legales" a menos que ambos sepáis hablar, escribir y entender estos términos. Muchas palabras "legalistas" o "grandilocuentes" son más apropiadas para los despachos.
El contrato auxiliar de entrenamiento no debe incluir reglas de comportamiento, excepto en un sentido general. La inclusión del modo de vestir de la esclava, las reglas de los rituales o detalles respecto a la sexualidad o higiene personal no son más que invitaciones para romper el contrato. Una vez que esté quebrado, el contrato deba ser reevaluado y reescrito cuanto antes o se convierte en un trozo de papel sin sentido y una pérdida de tiempo. El contrato no debe incluir fantasías sobre lo que debe ser la relación, sino que debe ser un documento obligatorio significativo para ambas partes.
Como con cualquier acuerdo contractual, ambas partes deben convenir qué se proponen con él, y ambas partes deben sentirse libres para discutir los puntos del mismo, hacer preguntas y hacer sugerencias. Debe ser entendido (y dicho claramente a la esclava) que hasta que firma, ella no tiene ninguna obligación con los términos del contrato.
Como Amo, eres quien elaborará los términos del acuerdo y quien debe poner las cosas sobre la mesa para ser discutidas. Por supuesto tiene la opción de ser inflexible, y dependiendo de la naturaleza de la relación a la hora de la firma, tú serás quien determine la redacción final del contrato.
Si usted eres inflexible, debes estar preparado para que el contrato pueda ser rechazado. Para asegurar la seguridad emocional de la esclava, debes también aceptar su rechazo sin que esto tenga ninguna consecuencia para la esclava. Si no puedes hacer esto, no estás preparado para entrar en un acuerdo contractual. (la necesidad de la esclava es la misma, pero debido a su posición más vulnerable en el mundo de D/s, tú debes ser el que asuma el "golpe emocional" en caso de necesidad.)
Discute el contrato con la esclava sin amenazas, en un lugar cómodo. La esclava debe tener tu permiso expreso para hablar libremente, y los lapsus tales como no usar el título de amo o Señor se deben pasar por alto durante la discusión. Recuerda, la esclava está tomando una opción que tendrá potencialmente un gran efecto para el resto de su vida.
Cuando los términos están acordados, se debe fijar una fecha para una firma formal cuando ambos tengáis mucho tiempo, o cuando vuestros testigos puedan estar presentes, si puedes elige tener testigos. La esclava debe presentarse ante ti desnuda, arrodillándose "para arriba," entonces reafirma tu deseo de realizar el entrenamiento y de pedir su permiso para hacerlo.
Debes entonces ordena a la esclava leer el contrato en voz alta. escuchar atentamente, y preguntar a la esclava si entiende completamente los términos del contrato y está de acuerdo con ellos. Después de su aceptación, ambos debéis firmar el contrato. Preséntala un collar simple de entrenamiento, para usarlo hasta que ella haya terminado el programa de entrenamiento.
La esclava debe darte las gracias por cualquier medio que juzgues apropiado y ambos debéis considerar que el entrenamiento formal comienza en ese momento (el contrato es para ti, pero debe estar disponible para la esclava en el momento apropiado- es decir la esclava no puede pedir ver el contrato durante un castigo, sino que debe poder verlo si hace una petición respetuosa para ello.)
Una cosa a recordar sobre el contrato: Una vez que esté firmado, se espera que ambas partes sigan el él durante la vigencia del mismo. No hay ningún punto en la firma de un contrato en el cual cualquiera de los dos pueda salir porque ya no desea "jugar" más. la esclava debe entender, indiscutiblemente, que durante la duración del contrato, ella ha acordado vivir no solamente de acuerdo a tus reglas, sino que ha acordado vivir como tu esclava y está conforme con tu autoridad.
Debe también ser entendido por ambas partes que ni uno ni otro tiene la opción de romper los términos del acuerdo. Es evidente que la esclava incurrirá en equivocaciones, pero si los términos generales del contrato no se mantienen, ella debe entender que no podrá "parar simplemente." El contrato promete servidumbre al Amo por cierto período de tiempo, y ella tener muy claro que debe cumplir sus obligaciones hasta el final.
Puesto que ningún contrato auxiliar está atado legalmente, no hay amenaza de demanda legal si el contrato se rompe. La "amenaza" debe ser indicada como sigue: si la esclava no puede adherirse a los principios del contrato y hace que llegue a ser nulo y sin efecto olvidando esos principios, debe considerar inmediatamente finalizado su entrenamiento y no debe contar con otra oportunidad de ser entrenada por ti, Tú debes ser muy firme Las circunstancias de que no habrá una segunda oportunidad, son extremadamente raras.
Por supuesto, tu obligación es igual. La amenaza para ti, sin embargo, es implícita. Si no mantienes el entrenamiento hasta el final, si tu entrenamiento es esporádico y tu dirección no está disponible, tu esclava no querrá probablemente una relación contigo más allá del final del contrato. Ella no podrá confiar ni respetar sus decisiones. Además, conseguirás pocos progresos durante el período de entrenamiento.
Es absolutamente esencial que tú demuestres ser digno de confianza y debes considerarte limitado por los términos de un contrato firmado. Si, por cualquier razón, si sientes que no puedes prometer tanto como esperas que prometa la esclava, no utilices un contrato.
* Si sientes que no puedes razonablemente mantener los principios de la relación Amo/esclava hasta el punto de sentirte incómodo firmando un contrato, debes reconsiderar tu deseo hacia tu esclava. Con o sin un contrato, tu responsabilidad sigue siendo la misma.
* Nota: Lo que sigue no es el contrato entre yo y mi esclava - nuestros nombres se han utilizado para facilitar la legibilidad.
 
Contrato Del Entrenamiento entre Amo y esclava
Este contrato ha sido leído y discutido, y es entendido por el Amo y la esclava como un documento obligatorio con respecto a los términos de cumplir el programa de entrenamiento auxiliar inicial. Después de un año a partir de la fecha de la firma, el Amo hará una de estas dos recomendaciones basadas en evaluaciones trimestrales de funcionamiento. (las recomendaciones se hacen solamente por el Amo y son irrevocables):
1. El amo aceptará como esclava para dominarla, firmará un contrato a ese efecto, y presentará a la aprendiz con un collar auxiliar oficial, le dará la opción de continuar con la siguiente fase de entrenamiento, o aceptará su posición como está, sin entrenamiento oficial adicional, pero se mantendrá la disciplina de forma continuada.
2. Si el funcionamiento es insatisfactorio, se recomendará que se repita todo o parte por la aprendiz antes de concederle un collar permanente y el estado de esclava. Dará el aprendiz la oportunidad de declinar la repetición del entrenamiento y de dejar el domino del Amo.
· En caso de finalización de la relación, todas las pertenencias y posesiones financieras a la hora de la firma del contrato, le serán devueltas. el collar de entrenamiento le será devuelto al Amo.
· Si vive en casa del Amo, la aprendiz acuerda desocuparla en el plazo de 90 días.
· La aprendiz comenzará inmediatamente las gestiones para encontrar casa, trabajo, etc. El amo puede ayudarla y orientarla si su tiempo se lo permite, y la ayudará económicamente si fuera necesario.(la ayuda financiera estará limitada a 90 días después de que la aprendiz deje la casa del Amo).
TÉRMINOS GENERALES:
Ambas partes convienen que la duración inicial "del programa de entrenamiento auxiliar" no será inferior a un año, durante ese tiempo ambas partes se adherirán al contrato firmado y estarán limitados para mantener las responsabilidades que figuran en él. El contrato no debe tocarse en un año completo, excepto por algún acontecimiento familiar, salud u otras situaciones de emergencia, que suspenderán el contrato por un período del tiempo adecuado y convenido. (El período se discutirán cuando se presenta la emergencia.)
· El Amo acuerda proveer el bienestar de la aprendiz, a través de la ayuda directa (si la aprendiz reside en la casa del Amo) o a través de apoyo económico (Si la aprendiz vive fuera de la casa del Amo.) El tema de la residencia será determinado por el Amo
· El Amo acuerda mantener la salud preventiva de la esclava (médico, dentista, psicólogo) y cuando se presentan las necesidades específicas.
· El Amo no infligirá lesión permanente sobre la aprendiz, física o psicológicamente.
· El Amo proporcionará las oportunidades adecuadas para el éxito de la aprendiz en el programa. El funcionamiento de la aprendiz será trimestral repasado, para conocer las áreas en las que ella puede necesitar trabajo adicional, y proporcionando el tiempo suficiente para mejorar.
· La aprendiz de esclava acuerda obedecer al amo con todas sus capacidades en todas las materias.
· La aprendiz de esclava promete su lealtad para ser dominada por el Amo y pone su bienestar en sus manos.
· La aprendiz de esclava acuerda seguir las reglas del Amo y reconoce que ella aceptará la responsabilidad de sus acciones a través del castigo o de la recompensa.
· La aprendiz de esclava acuerda esforzarse para la finalización satisfactoria del programa de entrenamiento y entiende que su funcionamiento y el del futuro será juzgado sólo por el Amo
TÉRMINOS ESPECÍFICOS:
· Tras la firma la aprendiz de esclava será mirada como una posesión del Amo.
· Se espera que La aprendiz de esclava aprenda y viva de acuerdo con todas las reglas de la casa.
· La aprendiz de esclava será responsable de cualesquiera o de todos los deberes de la casa, que sean determinados por el Amo (los deberes del Amo para dominar pueden o no variar a pesar de trabajo fuera del hogar.) Los deberes de la casa incluyen, pero no se limitan a, limpieza general, cocinar, colada, planchar, arreglos, bajada de la basura, cuidado ligero de mantenimiento (es decir pintura), cultivar un huerto, los coches, las plantas y los animales domésticos. La sexualidad de la aprendiz de esclava será determinada por el Amo. La aprendiz de esclava entrega todos los derechos sexuales sobre su cuerpo y se le prohíbe cualquier contacto sexual con otros o ella misma que no esté previamente autorizado o haya sido ordenado por el Amo. Se le dará a la aprendiz de esclava una asignación trimestral que debe utilizar para proporcionar satisfacción al amo y terminar con éxito el programa de entrenamiento. Las asignaciones pueden utilizarse, aunque no exclusivamente para: adquirir habilidades básicas de cocina, danza erótica, servicio japonés de té, habilidades de costura, habilidades informáticas, técnicas del felación, el canto u otras habilidades musicales, o cualquier otra habilidad que pueda usarse para algo práctico o agradable para el Amo. Las asignaciones se dan para promover la autodisciplina de la aprendiz de esclava y para determinar la cantidad de esfuerzo que ella pone en una tarea. Por lo tanto, el Amo no intervendrá en el entrenamiento en estas áreas. La aprendiz de esclava investigará y pondrá en marcha su propio plan de estudios, que presentará al Amo en la época de revisión trimestral siguiente. Si la aprendiz de esclava no puede presentar resultados adecuados en el momento de la revisión, se le permitirá seguir practicando a través del curso de su entrenamiento - sin embargo, deberá esperar a aceptar una nueva asignación trimestral también.
Fecha:_________ firma del _________________________________________ de la firma del ___________________________________________________ de la aprendiz
ENTRENAMIENTO DE LAS POSTURAS
El entrenamiento de la posición se utiliza para conseguir la disponibilidad de la esclava, para ayudarla a encontrar "el espacio de la esclava", para castigarla, para facilitar tu acceso a ella y para enseñarla céntrala sólo en una cosa. El entrenamiento de la posición ayuda a una esclava a aprender paciencia. Una esclava no se está utilizando siempre, y se puede "poner lejos" ocasionalmente. La esclava aprende, a dejar pasar el tiempo de forma contemplativa, y a comportarse para -ser usada o deseada cuando es necesario-, en un estado de espera paciente esperando satisfacer los deseos o las necesidades. A una esclavas se le debe enseñar un sistema de posiciones que debe asumir con un gesto de la mano o una palabra.
De mi experiencia militar sé que el estar atento durante períodos de tiempo prolongados trae con él una calma interna, un estado meditativo, seguido generalmente por un período de malestar. Negar el movimiento del cuerpo libera la mente para vagar. Una esclava hablará a menudo de un estado similar al subspace. Encuentro esto como un castigo particularmente bueno y un buen uso para mantener la disciplina. Mi esclava aún necesita mucha práctica. Se muestra inquieta y gime. Cada relajación de la posición o la falta de atención se resuelve con unos azotes duros y rápidos con la mano o una paleta. Después de esto se calma en 10 más o menos, y después de eso es como un pequeño soldado modelo. .Esto me permite hacer una pausa y hacer libremente lo que deseo, además me produce una gran satisfacción su sensación de sufrimiento. Su sufrimiento real comienza después de unos 45 minutos. En un cierto momento me coloco muy cerca de ella, mi cara cerca de la suya, invadiendo su respiración, y después de una hora en silencio le susurro cosas como "recuerda porqué está aquí?"
Cuando se ordena a una esclava asumir una posición, debe hacerlo rápidamente, suavemente, con gracia y sin discusión. Mientras que está en esa posición, debe permanecer en silencio, haciendo un esfuerzo por ser invisible. Mientras que está en una posición, no es el momento de pedir utilizar el baño o hacer cualquier otra cosa.
Una nota sobre el lenguaje del cuerpo:
Tu esclava debe exhibir una buena postura siempre. Esto es una de esas cosas que es simplemente "bueno para ella" en cualquier caso. Caídas, apoyarse en la parte posterior, mover las rodillas adelante y atrás, inquietan o exhiben comportamientos nerviosos, hacen que no se concentre , y esto no es necesario recordárselo.. No descuides esto - se convertirá en un hábito de la esclava y te sentirás presionado a estar constantemente alerta. Aunque parece pasado de moda, el caminar con un libro sobre la cabeza aumentarán el conocimiento de su esclava sobre las posturas correctas. Enseña a tu esclava no solamente a caminar, haz que practique manteniendo la "atención" o una de las posiciones de arrodillarse mientras mantiene el libro en su lugar.
En tu presencia tu esclava nunca debe cerrar los puños, las piernas o los labios, en privado o en el mundo convencional. Enseña a tu esclava a no tocar sus labios (la boca no tiene que estar excesivamente abierta, por supuesto), en cuanto a la posición de sus manos (en público, no puede ponerlas las palmas hacia arriba, pero puede tenerlas relajadas y sueltas) y, si ella tiene que cruzar las piernas, debe hacerlo con los tobillos más que con las rodillas. (Permite que tu esclava practique delante de ti hasta que puede hacerlo sin llamar la atención).
Entrena a tu esclava para moverse con gracia y que se esfuerce en las posiciones que le has asignado. La esclava necesitará practicar el movimiento de una posición a otra mientras que le aconsejas para llegar a ser una experta. (Recuérdale a tu esclava que no es torpe o que lo es en la medida que todos lo somos cuando nos movemos sin pensar, y que lo único que haces es enseñarla otras opciones. La esclava no debe sentirse poco atractiva, simplemente debe saber cómo estar ante ti).
Tú y tu esclava debéis aprender las posiciones asociadas a un nombre de modo que el entrenamiento pueda incluir simplemente nombrar en voz alta una posición para que la esclava la lleve a cabo. Ocasionalmente durante el período de entrenamiento inicial, deja a la esclava escribir o excitar los nombres de las posiciones y lo que significan. Haz que tu esclava lo practique delante de ti y repítelos varias veces de forma seguida - especialmente cuando están hechas correctamente - acaba siendo como una segunda naturaleza.
Los siguientes son ejemplos de posiciones tomadas de la esclava. Algunos de ellas son automáticas (por ejemplo, ella debe arrodillarse cuando pide atención), y otras las adopta según la orden (inspección, etc.)
Algunos de los nombres de las posiciones siguientes son mios y son las que más trabajo con mi esclava, no están estandarizadas en el mundo de BDSM, y puedes llamarlas obviamente como desees. Recuerda que tu esclava no es la única que debe recordarlas, así que procura que sean tan simples como sea posible.
Atención : de pie, los tobillos de la esclava juntos, tocándose. Los brazos a los lados, los dedos levemente flexionados hacia abajo, sobre los muslos. La esclava mantiene una postura formal, con la espalda recta. Los ojos están abiertos y la atención de la esclava está en el horizonte, no se le permite moverse o cambiar la mirada (si utilizas esta posición, estate seguro de que tu esclava no junta las rodillas ), Se utiliza antes del castigo, para comunicarle algo, realzar el espacio libre de la esclava, o colocar a la esclava apartada por algún tiempo.
Resto del desfile: la esclava separa las piernas (moviendo el pie izquierdo solamente para hacerlo) a la anchura de los hombros - los brazos detrás del trasero, sosteniendo una muñeca con la otra mano. Esta posición no se adopta sin haber adoptado previamente la postura de atención. Da a la esclava un "respiro" después de períodos muy largos en la posición de atención.
Genuflexión arriba : Esta posición es igual que la "atención de pie" solo que ahora está de rodillas. Como en la posición de "atención," la posición es buena para darle alguna charla y/o antes del castigo. También se puede utilizar para saludar formalmente al Amo o reconocer su presencia cuando él entra en la habitación.
Genuflexión abajo : la esclava se arrodilla con las rodillas separadas, reclinándose sobre los talones. La parte posterior recta y las manos se apoyan sobre los muslos, las palmas hacia arriba. La barbilla no cae, (aunque como puedes ver aquí, la esclava ha realizado mal esto en esta foto), pero los ojos se bajan levemente. (debes poder ver que los ojos de la esclava están abiertos, y la esclava debe poder ver cualquier gesto que le hagas.) Ésta es una posición relativamente cómoda que se puede mantener por períodos de tiempo muy largos. Mientras que presta atención al Amo, es una buena posición para que la esclava la asuma "por defecto" y asuma que no está en uso.
La genuflexión "abierta": la esclava se arrodilla , inclina la cabeza atrás, cierra los ojos y abre la boca. En esta posición la esclava se debe sentir y ver como receptáculo. La boca debe estar tan abierta como sea posible - la idea no es que la esclava esté "cómoda," pero sí enterada de su papel. Si la esclava se queja de dolor en la boca o la mandíbula, puede ser que la boca no esté relajada y no se esté abriendo en su totalidad.
Posición de la vaca: la esclava, separa los pies de par en par , se dobla por la cintura y pone las manos delante lejos de ella en el suelo. Permite que tu esclava adopte esta posición desde el suelo si es físicamente necesario. La esclava debe poder moverse en esta posición, "caminando" y manteniendo las piernas separadas . (la posición "no parece" una vaca, sino que se adopta para usar a mi esclava). Utiliza la posición, para que la esclava aprenda una buena lección de humildad, cuando la esclava esté exhibiendo demasiado orgullo.
Pegada: De la posición de la "vaca", la esclava se deja caer de rodillas, sus piernas se abren de par en par. De esta manera, puede bajar su cabeza a un plato de alimento en el piso doblando sus codos. Utilizado como castigo, el comer del suelo de un tazón en el piso es una buena lección para una esclava altiva. normalmente las comidas de la esclava las debe tomar después del Amo y consiste en todos lo que se coloca a la izquierda de su comida. La esclava comerá lo que se coloque ante ella.
Posición De Castigo: la esclava separa las piernas de par en par, se dobla por la cintura y agarra los tobillos. (la esclava puede utilizar el lado de la cama, de una silla o de una mesa para inclinarse ) Espera a que la esclava reasuma la posición si se mueve y esto debe hacerlo sin que se le diga. La posición de castigo no se debe utilizar para ninguna otra cosas (sexo, etc.). La esclava debe entender que hasta que no asuma esta posición el castigo seguirá.
Posiciones Sexuales De Presentación:
No he prohibido a mi esclava un sistema de posiciones usadas para indicar el deseo para la actividad sexual. Se permite a la esclava asumirlas en cualquier momento, aunque el resultado deseado no se promete simplemente como resultado de la posición. Estas posiciones proporcionan el esclava un método de comunicar su necesidad sin presumir, y son especialmente eficaces durante el entrenamiento de la voz y períodos prolongados de silencio. Una vez que se asuma una posición voluntaria, la esclava debe mantenerla hasta que su Amo la excite.
Presentación de la esclava: Se arrodilla, de frente, lejos de su Amo, las pechos y la cabeza baja sobre el piso o la cama. La parte posterior debe estar arqueada y los hombros en el suelo. (una vez más mi esclava no ha dado un ejemplo apropiado de esta posición.) Las nalgas se deben levantar hacia el techo, las piernas separadas mucho más de lo que se ven aquí, y el coñito y el ano expuestos como "en espera" para ser usados. (La esclava, por supuesto, no tiene la libertad de determinar si se la utiliza o no). La esclava puede también llevar las manos atrás para abrir más aún esa parte. Sin importar mi decisión para acomodarla, la esclava la dejo a veces en esta posición por un período muy largo de tiempo. Esto crea un sentido de vulnerabilidad y vergüenza que debemos resaltar.
Presente Supino: También para exponer los orificios sexuales, la esclava se apoya en la parte posterior, las manos en los tobillos, y sube las piernas lo más arriba posible. Los ojos deben estar dirigidos hacia el techo.
Presente Oral: la esclava las manos a la altura de las rodillas, las rodillas separadas, el torso elevado, las nalgas hacia atrás, la barbilla hacia arriba y la boca completamente abierta, indicando el deseo de realizar sexo oral (ésta no es una mala postura para las esclavas que desean conseguir un regalo de sus Amos)
Posiciones De Inspección :
De vez en cuando examino a mi esclava para recordarla prestar una atención cuidadosa a la higiene, o simplemente para mi propia diversión. Cuando digo "inspección," ella debe asumir las posiciones siguientes, en este orden, trasladándose a la posición siguiente cuando le indico que he acabado con esa parte de la inspección.
La esclava está en la posición de atención a una señal mía.
La esclava mueve el pie izquierdo para abrir las piernas de par en par, los dedos detrás de la cabeza y la boca abierta. (Las piernas, los brazos y la región púbica deben estar afeitados y suaves, la boca está disponible para el chequeo de dientes y respiración)
La esclava quita las manos de la parte posterior de la cabeza y las ofrece para la inspección. (mi esclava no tiene que tener las uñas largas - interferiría con tareas - en las que yo espero que sus manos sean suaves)
La esclava reasume la posición de atención, levanta un pie primero y otro después para examinar sus pies y las uñas del pie.
A mi señal, la esclava separa las piernas, se dobla por la cintura, sus brazos desde atrás abren sus nalgas y coñito. La inspección de estas áreas se extiende a la vista, la sensación, el gusto, y el olor de la limpieza interna (uso guantes quirúrgicos para las inspecciones internas - tu esclava debe quitarlos de tus manos después y disponer de ellos. Si no dispones de guantes y eliges examinarla internamente, después de que la inspección termine, la esclava debe traer agua, jabón, y la toalla y limpiar tus manos.
Durante la inspección, la esclava no debe perder de vista cualquier área que hayas encontrado inaceptable, y cuando termines, debe cuidarse de ella inmediatamente. La esclava no debe volver a mi presencia hasta que esté presentable. Al volver, la esclava reasume la posición la atención y permanece allí hasta que la reconozco y se repite el procedimiento entero de inspección. Una vez que ella pase la inspección, la esclava también soportará el castigo, a fin de ella piense que el castigo es por aquello que no está correcto.
ENTRENAMIENTO SEXUAL
La relación sexual entre un Amo y una esclava es diferente de la mayoría de otras relaciones sexuales. En una relación sana y satisfactoria entre Amo y esclava, ambas partes alcanzan el placer más grande con la excitación del Amo y su forma de satisfacerla.
Su interacción puede ser muy íntima y cariñosa, pero no se basa en la igualdad o la reciprocidad de las acciones. Establece esto con tu esclava desde el principio. Asegúrate de que entiende que su satisfacción sexual no es un "derecho" sino un privilegio, y que en todo caso no es para su placer sino para el tuyo. Esto no es ninguna idea ajena para la esclava, y en la mayoría de los casos, darte placer es el mayor deseo de tu esclava.
Sin embargo, es sabio establecer esta idea como base para ambos y para el encuentro con la esclava. No permitas que piense sobre sus propias necesidades de satisfacción, sino que debes tomar el control de esas necesidades y no permitas que manipule este tema. Dale la satisfacción con tanta abundancia como sean los méritos de su comportamiento. No dejes que se sienta frustrada de tal forma que comprometa la relación o la sumisión.
En la etapa de negociación de la relación con la esclava, clarifica cuándo y bajo qué circunstancias podrá rechazar el servicio sexual (es decir enfermedad, etc.) Determina también, la forma en que te lo comunicará. Una esclava debe pedir permiso de ser relevada de este deber (o de cualquier otro, en esa materia) y nunca simplemente darlo por hecho. La esclava debe entender que puede ser reclamada para realizar actos sexuales nuevos o posiblemente incómodos, pero debe tener la tranquilidad de que tu intención no es dañarla físicamente o emocionalmente.
Aunque el "sexo a petición" parece absolutamente natural en una relación Amo/esclava, plantea algunas cuestiones. No confundas las palabras "control" y "fuerza." La violación es un tema del campo de las fantasías y nunca es correcta en un Amo. Incluso si tu esclava ha convenido de antemano que no le está permitido rechazarte, forzarla es violación, y la violación es siempre un crimen. BDSM es una práctica consensual. La violación de alguien que confía en ti, no te hace Amo - te hace un criminal, y una esclava que es víctima de una violación debe dejar la relación y realizar las demandas legales que crea oportunas.
· Nota: En mi experiencia en la comunidad de BDSM he encontrado muchos, casos de sumisas/esclavas que han sido objeto de abuso sexual de niños o de adultos. Si has recibido abusos, cerciórate de que cada uno de tus parejas esté enterada antes de comenzar una relación. Mientras que muchas sobrevivientes del abuso se han ocupado de su dolor emocional y se incorporan al BDSM de forma legítima, muchas entran en este mundo sin haber resuelto esta cuestión. Para éstas, el BDSM puede convertirse en una mala experiencia y puede exacerbar sus problemas emocionales. Es imprudente e injusto utilizar el BDSM como terapia, o como método "transitorio" de ocuparse de un trauma emocional. Tu Amo no es tu terapeuta, y la comunidad BDSM no es "grupo de terapia" .
Con toda probabilidad, tu esclava cuando se te entrega, habrá tenido ya varios encuentros sexuales y tendrá un método relativamente "estándar" de acercamiento a ellos. Por esa razón, necesitarás adaptarla a tus deseos específicos, esas cosas que encuentras más agradables, y aquellas que encuentras desagradables. Ambos, tú y ella debéis pensar en esta relación como la primera - y asumir la necesidad de entrenamiento tanto en en este área como en cualquier otra. Afortunadamente, el entrenamiento de la sexualidad es absolutamente agradable para el Amo, y hay pocos problemas sobre la programación de sesiones para esta "práctica". Desafortunadamente, cuando está excitado sexualmente, es menos probable que un Amo piense en los detalles de qué hace su esclava y más inclinado a volar lejos en ese momento.
En cada momento, intenta "desde la distancia", qué es lo que está sucediendo con el entrenamiento de tu esclava. Puede o no puedes perder tu erección, pero eso es algo poco importante a la hora del entrenamiento. Enséñale a tu esclava exactamente cómo quieres que use su cuerpo, sus manos, su boca. Enséñale cómo colocarse para tener un acceso más fácil hacia ella. Puede que quieras enseñarle también como responder. En algunos casos las respuestas naturales de la esclava deben ser calmadas, en otros casos necesitará trabajar mucho para dejarse ir, y en todo caso debe saber qué nivel de respuesta es el más agradable para ti - aunque una esclava nunca debe "falsificar" una respuesta. Descubre cómo reacciona tu esclava, y realza sus reacciones para satisfacer tus necesidades.
· Compra un dildo que se aproxime en tamaño y forma a tu propio pene, para que la esclava pueda realizar prácticas de técnicas orales. (Mirándola hacer esto, podrás conocer cómo lo hace, marcar normas o estimularla).
· Utiliza también un dildo para la penetración. Colócalo como estaría si estuviera unido a ti, para que la esclava pueda aprender las posiciones más eficaces y cómo asumirlas rápidamente, para no entorpecer en momento importantes.
· Enséñale a tu esclava cómo mantenerse centrada en ti, más que perdida en su propia excitación. Estimúlala si notas que su funcionamiento está llegando a ser más técnico que apasionado, y cesa el estímulo si su pasión hace que se olvide de la técnica.
· Asígnale tareas a la esclava para prepararse. Hay muchos libros y sitios Web que se refieren a técnicas sexuales. La esclava debe consultarlos. Mándale hacer una investigación de un tema en particular y después que demuestre que ha aprendido.
· La "crítica" hacia la persona no es buena. A menos que poseas una esclava que le guste este tipo de diálogo, es más productiva la "crítica" del funcionamiento de una esclava, que la crítica sobre ella misma. Pero no te asustes de la crítica. Es justa la crítica hacia la persona antes que permitir que la esclava continúe haciendo algo que a ti no te gusta, para ahorrarle sensaciones incómodas, ya que ella no deseará esto tampoco.
Orgasmo con permiso:
Es bastante normal dentro de la comunidad BDSM esperar que una esclava pida permiso para tener un orgasmo. Esto recuerda a la esclava que incluso en los momentos de placer más grandes, su sexualidad pertenece a su Amo y no cuando ella determine.
· Tu esclava debe pedirlo con frases completas y en voz lo suficientemente alta para que se la oiga. El acto de elaborar una frase y de plantear la pregunta refuerza que su placer está sujeto a los caprichos de su Amo. (He encontrado a mujeres que " pierden la capacidad " de hablar en ciertas situaciones sexuales. Una esclava puede generalmente superar esta inhabilidad cuando desea un orgasmo con fuerza- sin embargo, si una esclava es honesta y no puede articular palabras, busca una señal que te avise de lo que desea. La señal debe ser lo suficientemente enérgica como lo sería una frase. El levantar un dedo no es hacer una petición).
· No exageres. Habrá épocas en las que desearás agotar a tu esclava con orgasmos, pero también de vez en cuando puedes negárselos. Una esclava sexualmente estimulada, es una criatura más atenta y más sumisa. Enseña a tu esclava que la excitación no es lo mismo que el orgasmo.
· En las primeras épocas de entrenamiento, tu esclava puede incurrir en equivocaciones. Idea un método para castigar a tu esclava si orgasmea sin permiso. El castigo corporal no es una buena opción aquí. Al azotar a tu esclava durante momentos de excitación, la estás entrenando para asociar dolor y placer - algo que puedes desear enseñarla, pero no en esta situación. Puedes pasar 24 horas estimulando a la esclava hasta el punto del orgasmo sin permitirle que orgasme. Exprésale verbalmente tu decepción. Encuentra un castigo que sea bueno para ambos, y haz que cumpla las reglas en todos los casos.
Orgasmo a petición:
Muchas esclavas se pueden entrenar para obtener el orgasmo a petición de su Amo - con una palabra o gesto. El método de entrenamiento es absolutamente simple, pero normalmente lleva varios meses de práctica para que la esclava alcance su meta. (no todas las esclavas son capaces de esto - es más fácil conseguirlo con las que tienen orgasmos múltiples. Esta clase de entrenamiento es " más una diversión" que un componente necesario del servicio de una esclava.)
· Comienza primero por el entrenamiento de la esclava para que alcance el orgasmo cuando se lo solicites en situaciones sexuales. Cuando hayas dominado completamente su entrenamiento en este área, comienza a estimularla en situaciones que no son sexuales (es decir conduciendo el coche, etc.). Manipúlala con la mano hasta que ella te pide orgasmar, e inicialmente, permite que lo haga todas las veces.
· Después de una época, espera de varios segundos a un minuto antes de darle permiso para orgasmar. continúa el estímulo durante ese tiempo, y después dale permiso.
· Cuando veas que ha logrado esta espera, niégale el permiso para orgasmar y retira tu mano. Mezcla esto con otorgarle permiso o negárselo y continuar con el estímulo.
· Después, ordénale orgasmar de forma inmediata después de separar tu mano. En ese punto, ella estará orgasmeando sin contacto directo. Alarga el espacio de tiempo entre la estimulación por contacto y el orgasmo de la esclava.
· Puedes ordenarle orgasmar un rato después de que el estímulo haya cesado. Después puedes ordenarla orgasmar antes que la estimules (si esto no funciona, repite los pasos e inténtalo de nuevo) una esclava entrenada para orgasmar con una orden puede alcanzar el orgasmo en cualquier momento y en cualquier lugar y puede estar incluso caminando calle abajo sin perder el paso durante el orgasmo.
Iniciación del sexo:
En la mayoría de los casos, es inadecuado iniciar a una esclava en el sexo por métodos tradicionales. Le dará idea de que está en situación de igualdad contigo en este área. Sin embargo, una esclava tiene deseos físicos como cualquier persona, es una buena idea hablar con ella sobre cómo debe mostrar esos deseos. Le he puesto a mi esclava tres posiciones que puede asumir sin ordenárselo para indicarme que tiene deseo de sexo.
Las tres posiciones la exhiben de tal manera que está realizando una invitación, que puede o no ser aceptad. Dos de las posiciones exhiben sus órganos genitales, forzándola a abrirlos y ofrecerlos. El tercero es una exhibición de su boca abierta, que indica su deseo de servirme oralmente.
Insiste en el uso de estas posiciones (o cualquier otras que puedas idear) o haz que "pida" sexo de una manera no tradicional. Las esclavas no deben estar "cómodas" con los gestos; puede ser difícil que se expongan de este modo. Sin embargo, eso es ACEPTABLE; no ordenes estas posturas para realizar la petición y después permitas que no haga caso de ellas.
Relaciones Múltiples:
Lo que desees en el caso de terceras personas dentro de la relación Amo/esclava, debes acordarlo en todos los aspectos con la esclava antes incluso de empezar cualquier entrenamiento. Si existe la posibilidad de que tú estés con otra persona (o de que vas a pedirla estar con otra), tu esclava debe saberlo. Incluso si está de acuerdo, no esperes que las relaciones múltiples sean fáciles. Tu esclava necesitará sentirse absolutamente segura durante el encuentro con terceras personas. Debes estar dispuesto a encontrar una manera de asegurarla que la relación sigue siendo la misma, y al mismo tiempo, sigue manteniéndote firme en este aspecto de la relación. En mi caso he convenido y sigo y confío firmemente en mi opción para buscar y para tener encuentro sexual con otras mujeres. Mi esclava ha asumido e intenta superar esto, pero a menudo lucha contra ello, simplemente porque necesita sentirse segura de mi dedicación a ella en esos momentos. Los deberes sexuales de mi esclava son para mí solamente, y no tiene permiso para tener ningún tipo de escena sexual con otras personas sin mi permiso. Mi esclava obedece esta orden.
Como Amo, tengo mis propios límites, y por ahora no incluyen la monogamia. Mi opción personal ha sido siempre informar a mi esclava de cualquier encuentro sexual próximo e incluirla en ellos, pero ella sabe que no es algo con lo que deba contar o que lo considere un derecho.
Ofrécela tu ayuda emocional en lo que puedas. Haz un esfuerzo adicional si es necesario. Tú eres responsable de su bienestar emocional, pero al mismo tiempo anímala a que entienda su papel. Permite que te ayude en la preparación del encuentro, preparándote el baño, preparando la casa, preparando la comida. Si es posible, haz que tu esclava atienda a tu huésped de forma similar, preparándola para ti. Esto puede ser difícil para la esclava, pero tendrás tiempo durante la preparación para tranquilizarla y dejarla ver cuánto significa su ayuda para ti.
Entrenamiento ANAL
Es necesario decir que esto no es para todos. Algunas personas encuentran el juego anal desagradable. Algunos lo consideran extremadamente morboso. pero no es algo necesario en el entrenamiento de una esclava, más que cualquier otra de las secciones de esta guía. En última instancia tú debes decidir que es lo correcto para ti y tu esclava y determinar el curso del entrenamiento.
En segundo lugar, (y esto es evidente). Hazlo son SEGURIDAD. (como en cualquier otro área de BDSM, una sumisa que siente que la están tratando sin la suficiente precaución para su seguridad debe parar y salir inmediatamente de esta situación.)
No utilices en el entrenamiento anal objetos que no hayan sido diseñados para esta finalidad. Usar artículos caseros, productos alimenticios, etc. es peligroso. (los buenos almacenes de juguetes para adultos tienen una gran selección de productos para el juego anal).
Tómalo con calma. ¿(Recuerda la advertencia de Juan Cleese en el significado de la vida, "¿debes precipitarte con el clítoris?, ¿has oído hablar del juego delantero? " .
Paciencia . Esto es un ejercicio con mucha carga emocional para mucha gente.
Las esclavas que desconocen el juego anal deben ser tratadas con mucha precaución emocional y una cierta compasión. Con el tiempo no serán necesarias tantas precauciones, cuando la esclava sabe que éste será un componente de su vida, y esta familiaridad la hará ir superando las sensaciones de vulnerabilidad y vergüenza.
Cuando mi esclava se me entregó, ya había experimentado el juego anal en varias ocasiones anteriormente, pero no había superado ( y aún no lo ha hecho), las sensaciones de vulnerabilidad, vergüenza y mortificación asociadas al proceso de este entrenamiento. Esto es una gran herramienta en todo caso. El juego anal se puede utilizar como castigo, como humillación, o simplemente como método para recordarle mi control sobre ella. Para la esclava que ha superado los condicionamientos sociales basados en la culpabilidad y la vergüenza, los efectos emocionales serán menos evidentes.
En el caso del entrenamiento anal, algunos efectos emocionales son deseables. Puedes regocijarte a menudo viendo como tu esclava pide ser usada analmente , y sentirse sin embargo avergonzado por ello. El entrenamiento anal no debe ser tan frecuente que la esclava llegue a sentirse cómoda con esta parte de sus deberes. Es un fino equilibrio, y debes juzgar la sumisión y la salud mental de tu esclava antes de explorar este área de entrenamiento. En el curso de la relación, se supone que la esclava conoce el tema y tendréis bastante confianza entre vosotros, si no es así, deberás ganar esa confianza antes de comenzar con este entrenamiento.
Comenzar el entrenamiento de la esclava :
Primero, aumenta la "exposición" de la esclava. Debe aprender que este área de su cuerpo no está fuera de los límites de su AMO, en ningún momento. Esto se puede lograr de muchas maneras, simplemente con tocar y mirar. Cualquier método que elijas debe incluir de alguna manera la atención de la sumisa en lo que ella está haciendo (exhibir el área más privada de su cuerpo) y el porqué lo está haciendo (por qué debe poner todo a disposición del capricho de su AMO). Ordena a la esclava centrarse en ambas cosas simultáneamente.
Aquí están algunas sugerencias para la esclava principiante:
Haz que tu esclava asuma la posición de revisión rodillas cerradas, sobre algún mueble o la cama, (esto posición es mejor que la postura de exhibición con las rodillas abiertas). En esta posición tu esclava sabe que tú estás detrás de ella y que la estás mirando.
Mantén a la esclava en esta posición durante un rato. Si te parece demasiado cómoda cuando hablas con ella, mantente silencioso, y viceversa si está más cómoda con el silencio.
En un cierto momento durante la estancia en esa posición, le debes ordenar que utilice las manos para separar las nalgas. Dependiendo de la estado mental de la esclava puedes animarla suavemente, o insistir de forma áspera en que necesitas una "visión mejor"
Busca otras ocasiones de aumentar la "exposición" de la esclava, tal como inspecciones al azar solamente de esa parte del cuerpo; mirando a la esclava mientras se baña u observándola mientras utiliza el baño, agregando el entrenamiento anal al castigo o a los actos sexuales (es decir teniendo que permanecer abierta mientras que está quieta en la esquina de la habitación o mientras que la estás utilizando desde atrás), o incluir rituales de limpieza en sus deberes.
El primer acto de "inserción" debe ser con un dedo lubricado cubierto con un condon. Incluso si tu esclava está familiarizada con el juego anal, empieza de esta manera.
Una posición eficaz para este acercamiento es poner a la esclava sobre tus rodilla como si fueras a azotarla. Esta posición es muy íntima, el contacto corporal y la proximidad sirven para hacer el acto más conmovedor y profundo.
Mira la cara de la esclava (Puedes tener que insistirla en que vuelva su cabeza para poder verla) para ver sus reacciones mientras la examinas. ¿Siente dolor físico? ¿hay alguna señal de alarma emocional? ¿El malestar es mayor del que puede asumir o es exactamente el que deseas que sienta?.
Si gozas con la humillación, sugiérele un enema la próxima vez. (No lo hagas sin embargo, si es la primera experiencia de la esclava... "no juegues" aplicándole este tipo de acciones vergonzosas en la etapa inicial de entrenamiento).
Si tu meta es aumentar la capacidad de la esclava para el servicio sexual, mantén el dedo y haz que apriete y relaje los músculos, o anímala simplemente hasta que sienta que se relaja mientras lo mueves adentro y afuera.
Uso de Tapones Anales:
Tu colección de tapones anales deben ser de un mínimo de tres tamaños; pequeño, mediano y grande (estos tamaños deben estar en función de la esclava, no de los que haya disponible en el mercado). Obviamente debes comenzar con el tamaño más pequeño y hacer que le resulte cómodo.
La esclava debe aprender a mantener los tapones dentro, y a moverse sin que se escurran. Es necesaria la lubricación, pero no en exceso, sino será imposible moverse y conservarlo dentro, sobre todo si es pequeño.
Si has puesto el lubricante adecuado, la esclava debe ser reprendida y castigada si el tapón se escurre fuera. Pasa al tamaño siguiente si la debilidad muscular parece imposible de superar.
Debes requerir que tu esclava vaya usando los tapones por períodos de tiempo cada vez más largos, hasta asegurarte que se acostumbra al tapón. En ese momento, pasa a un tapón más grande y comienza de nuevo el proceso.
La esclava que lleva un tapón anal es raro que esté lo suficientemente cómoda como para "olvidarse" de que lo lleva puesto, ( si se siente cómoda, será el momento de pasar a un tamaño superior). El conocimiento constante, la sensación de sentirse abierta, y el saber que están controlando como lleva sus deberes es un método efectivo de mantener a la esclava en el "slavespace o espacio de la esclava"; la hará sentirse impotente ante su posición, y la sensación de subordinación está prácticamente garantizada.
Entrenamiento de comportamiento en publico
Una esclava debe recordar su estatus en situaciones amistosas de BDSM y en situaciones convencionales, en público. Hay diferencias obvias entre los dos, y es importante que informes a tu esclava del comportamiento previsto en cada caso. Recordar su lugar fuera de los límites privados permite que la esclava conserve el "espacio" y le da la oportunidad de expresar su respeto por ti en diferentes circunstancias. También le recuerda que tú sigues siendo el Amo - merecedor de su servicio, pero responsable de su comportamiento también. Ambos debéis recordar que su comportamiento refleja su entrenamiento. Ella debe saber cómo otras personas perciben a su Amo.
En cualquier lugar público, la esclava debe procurar mirar con discreción, vistiendo y comportándose según tus deseos. Muchos Amos permiten solamente que sus esclavas usen ciertos vestidos, o ropa de un determinado estilo que sea de su agrado. Si esto es importante para ti, en un momento determinado, mira su armario con ella, separando las ropas que se le permite usar mientras está contigo, va a trabajar o cuando está sola.
En lugares BDSM-Amistosos
Sin importar donde estés, la atención de tu esclava debe estar siempre a tu servicio antes que a cualquier otra cosa . Debe estar atenta de que estés cómodo. Es apropiado que la esclava se arrodille a tus pies, a menos que le ordenes hacer otra cosa. Si el arrodillarse no es práctico, debe estar quieta hasta que le mandes algo diferente. Tu esclava no debe nunca "asumir" que puede usar las sillas de un club o los muebles de un amigo. El que se olvide de su status no debe ser tolerado. Si deseas que tu esclava se siente a tu lado, ordénele que lo haga. De antemano debes decirle si le está permitido usar muebles.
Una esclava no debe iniciar la conversación, sino debe contestar a cualquier pregunta apropiada o comentario dirigido a ella, especialmente si la pregunta viene de un Dominante. Sus respuestas deben ser corteses y breves, y no debe ofrecer más información de la que se le pide. La esclava debe mirar fijamente a quien le habla, y hacer el esfuerzo de escuchar la conversación tanto si se refiere a ella como si no. Si la esclava está intranquila, nerviosa o agitada, debes excusarte cortésmente, alejarla del grupo y reprenderla de manera que no interrumpáis al resto de la gente. El comportamiento en público nunca debe crear una situación en la cual una esclava sea objeto de atención, para bien o para mal.
Debe pedir permiso y esperar a que se lo concedas antes de separarse de tu lado (por ejemplo para ir al baño, etc.). si no le has prohibido esa libertad de movimiento, debe hacerlo rápidamente y volver. Si necesita irte, o deseas dejar tu esclava mientras haces alguna cosa algo más, es importante asegurarse de que ella no se queda en una situación vulnerable. Comprueba cómo está a menudo, para supervisar no sólo su comportamiento, sino para ver si algún otro se le acerca o está siendo acosada. Debes sentirte libre de comportarte de cualquier manera que creas conveniente en público, y no debes sentirte conducirse de cualquier manera que usted vea ajuste en público, y no debe sentirse "rehén" de tu esclava - sin embargo, no es elegante permitir que te acompañe a alguna parte y después ignorarla. Si crees que tus actos no van a permitirte prestarle la mínima atención, mejor déjala en casa.
(Recientemente, mi esclava y yo encontramos a un conocido en un club. Nos saludó y nos comentó cuánto había gozado con nuestra escena, y después empezó a comentar lo que le gustaba el comportamiento y el cuerpo de mi esclava. Más adelante, mi esclava me dijo que eso la había hecho sentirse incómoda- no porque el dominante la elogiara- sino porque el dominante se había estado preparando para una escena, y se había interrumpido para hablar con nosotros. Su sumisa la había quitado la ropa y estaba parada esperándolo cuando él se dirigió a mi esclava para comentar sus cualidades. Mi esclava estaba desconcertada por la suya y me dijo que no le parecería apropiado escuchar mis elogios hacia otra mujer antes de una escena, ella cree que se hubiera arruinado la escena y se habría sentido terriblemente herida. Eso es así, aunque tu esclava está allí para servirte, confía en ti para ayudarla en esta situación y para reforzar su confianza en sí misma).
Aunque la comunidad de BDSM parece a menudo estar en conflicto en cuanto a qué formas de trato son las apropiadas, es siempre sabio que una esclava se dirija a un superior como "Señor" o "maestro". Si el dominante prefiere otra forma de trato, debe informar a su esclava de lo que desea. he oído a menudo a gente decir que el título de Señor o Maestro se debe ganar, puesto que los títulos de amo o ama pertenecen sólo al dueño/a del/la esclavo/a. Esta idea tiene buenas intenciones - de proteger a las sumisas nuevas y de recordarla a ella (y a todos nosotros) que la escena debe ser consensual. Sin embargo, tales títulos inofensivos se utilizan en la sociedad para denotar el estado de una persona, y nada se debe esperar en una comunidad que tiene una estructura jerárquica. El "señor" y "Maestro" no son los títulos que necesitan ser ganados - ni deben ser mantenidos si una persona demuestra ser indigno de ellos.
un comportamiento inadecuado en un ambiente de escena-amistoso no puede ser tolerado. Se puede castigar a la esclava en público, pero el mejor castigo para una esclava ingobernable es mandarla al coche el resto de la tarde, reservando el castigo físico para casa. Al igual que en todos los casos de castigo, una esclava no debe esperar que el castigo por su mal comportamiento sea un espectáculo.
En lugares Convencionales
El uso de un título en lugares convencionales puede ser apropiado Mi esclava me llama "sir" no importa dónde estemos, a menos que el uso del título ofendiera a alguien o les animara a hacer preguntas para las cuales realmente no desean respuestas.
En la mayoría de los casos, una esclava puede mostrarse discreta para demostrarte respeto de forma obvia para ti, pero invisible para el resto del mundo. Ella puede poner cuidado en la conversación, centrar su atención en ti, estar preparada para servirte en cosas sin importancia, caminar detrás de ti, o cuidar de que sus labios y piernas se abran levemente.
Como en todas las situaciones convencionales, es injusto que los que os rodean tengan que conocer vuestra relación.
Sin embargo, si ves que tu esclava se comporta incorrectamente en una situación convencional, debes reprenderla en toro momento más conveniente. Recuérdale que no importa dónde estés, debe hacer el esfuerzo de seguir comportándose como tu esclava y no desconcertarte. A veces el desconcierto de un amo se castiga en público. (véanse las ideas para el castigo).
Entrenamiento de la voz
El entrenamiento de la voz es un área de comportamiento a tratar, como cualquier otro aspecto del entrenamiento de la esclava. La literatura popular sobre el tema sugiere que el entrenamiento de la voz sea un área "más avanzada" de entrenamiento, en la cual la esclava puede incluso aprender otras idiomas, para ser utilizada en los negocios de su dueño.
Mientras que puede ser verdad que un grupo de élite de Amos y poseer múltiples esclavas, y cada una entrenado y especializado en un área (economía doméstica, sexualidad, negocios), la mayoría de nosotros posee una o dos esclavas cuyas habilidades deben ser diversificadas. Esta sección discutirá el entrenamiento de la voz para la esclava típica, y lo qué significa de forma cotidiana en una relación de 24/7.
Con nuestras voces, la mayoría de nosotros nos sentimos cómodos para expresas felicidad, desprecio, tristeza, petulancia, irritación, miedo y una gama entera de emociones. Los tonos de nuestra voz subrayan las miradas de nuestra cara y los movimientos de nuestro cuerpo. Las palabras que utilizamos refuerzan los pensamientos y las emociones que nos guían. La voz de una esclava, como todo sobre en una esclava, la voz es algo que debe ser agradable al amo, y su uso es parte de su entrenamiento.
Las esclavas deben aprender que mientras que pueden tener cosas muy importantes que decir, o pedir, o incluso enseñar, el uso de su voz es un privilegio que se le puede denegar en cualquier momento. Si se utiliza correctamente, la esclava debe ser recompensada con la capacidad continuada de hablar; si se utiliza incorrectamente, se le debe negar ese privilegio.
La voz de la esclava debe entrenarse correctamente para hacer expresar una observación, hacer una pregunta, u ofrecer una idea que exprese sus propias necesidades o deseos. La esclava puede tenerlo, pero debe aprender a hablar de manera adecuada.
Los fundamentos del entrenamiento de la voz comienzan enseñando a tu esclava a referirse a su Amo por el nombre que él desea.. Aunque es parte del respeto que un Amo merece, puedes estar seguro que cada vez que tu esclava dice "Amo" o "Señor" ella no está considerando profundamente su nivel de respeto hacia ti.. Ella ha aprendido a integrar tu "título" en su vocabulario diario, y le surge tan fácilmente a ella como tu nombre en una relación convencional. Es un hábito - un hábito del discurso y de la voz, llevado a la práctica - que es exactamente lo que debe ser.
Igual que harías con cualquier otra parte de su entrenamiento, antes de comenzar sesiones prácticas con tu esclava, o crees un sistema de pautas para ella, determina qué es lo que deseas y sé constante en hacer cumplir los comportamientos que consideras aceptables. Si eliges unas pautas de comportamiento para la esclava, asegúrate de estar dispuesto a hacerlo cumplir siempre, sino no deberías hacerlo.
Las siguientes son algunas sugerencias para el entrenamiento de la voz en la vida diaria:
El uso del título de Amo debe exigirse en la conversación, en privado y en público. Idealmente, el título debe seguir a cada frase, pero por conveniencia o por el flujo de la conversación, puede permitirse usarlo sólo después de cada pensamiento completo.
Durante las escenas, reuniones y castigos de BDSM, una esclava debe utilizar tu título antes o después de cada frase.
En los lugares en donde cualquier título causaría malestar en la gente, la esclava debe utilizar el nombre del amo de la misma manera que utilizaría el título. A un amo, la esclava nunca debe referirse como "él." (por ejemplo "que pertenece a él.") Si no quieres que tu esclava utilice tu nombre, puede referirse a ti como "Sr. _ _ _ _ _ _" o "señor" en situaciones públicas, y no se llamará la atención.
Si la esclava olvida o por pereza no utiliza el título, debe recordarlo durante 24 horas usando el título antes y después de cada oración, de una manera más militar. ("señor, sí señor.")
Durante el curso de su entrenamiento, la esclava debe aprender a referirse en tercera persona o de forma objetiva (es decir "este esclava desea... o" desea...") Inicialmente, elige los momentos específicos para entrenar al esclava de esta manera. Para el final de su entrenamiento, la esclava debe ser capaz de sustituir los pronombres personales tales como "Tú", "yo" o "nosotros" (el "Amo y esta esclava" es un substituto adecuado para "nosotros.")
Incluso si no te refieres particularmente a la esclava como tal, la esclava debe poder hacerlo si está invitada a ello. La objetivación forzado en la conversación es un recordatorio potente de las diferencias entre tú y ella, y la tercera persona refuerza la atención en alguien diferente de sí mismas, y la idea de que ella no es más que una extensión de tu persona.
Si la esclava no puede referirse a sí misma de forma apropiada, no debe prestársele atención hasta que lo haga.
En público o en privado, una esclava debe aprender cómo animar correctamente a una conversación (excepciones hechas para situaciones de trabajo y de familia, por supuesto). A menos que la esclava esté bajo un castigo, debes proporcionarle las maneras en que ella puede comunicarse contigo, cuando sea necesario y con algún propósito. Los métodos siguientes pueden ser provechosos.
Quizás desees que tu esclava pida permiso para hablar. Idealmente, esto se debe hacer en tercera persona. "Amo, ¿puede esta esclava hablarle?" Elige una pregunta que consideres que es correcta y respetuosa. Si no se utiliza, no se le hará caso a la esclava o se le mandará callar.
Algunos Amos sienten que "pedir" hablar es lo mismo que hablar. Si es tu caso, dale a tu esclava un gesto o asígnale una postura que exprese su deseo de hablar. La esclava debe hacer el gesto o asumir la postura y esperar para ser reconocido antes de comenzar a hablar.
En cualquier caso, informa a la esclava antemano que la adopción del gesto o la postura no le garantiza que ella tendrá el privilegio de hablar. Es simplemente un método de pedir permiso.
A menudo, un gesto es más práctico que una postura. Con un gesto, la esclava se puede asegurar que se ha considerado su petición, y entonces puede ir de nuevo a sus tareas, etc., hasta el momento en que elijas permitirle hablar. Si es una postura, tendrás que verbalmente reconocer y mandar a la esclava, a menos que le hayas dado las instrucciones anteriormente que permiten que abandone una postura sin permiso.
Cuando estéis en un grupo de gente que no es de BDSM, la esclava debe intentar, si puede, mirarle antes de participar en la conversación. Habrá excepciones, dependiendo con quien estés.
Una vez que se le ha permitido hablar a la esclava, debe guardar las preguntas o el escrito de comentarios tanto como sea posible, a menos que le hayas dado permiso de hablar libremente. Recuerda a tu esclava que excepto en circunstancias extraordinarias, no debe participar en la conversación con una autoridad y una energía que no tiene. Asegúrala que estas reglas no son tan difíciles de cumplir pues se trata de obedecer y estar conforme, ella sólo está manteniendo el ambiente que tú has elegido para ambos.
En NINGÚN MOMENTO la voz de una esclava debe levantarse con cólera hacia su Amo. Debe superar el instinto de "lucha" y "defensa" verbal, y aprender a refrenar su cólera, y no hacerlo de la manera tradicional. Eso no significa que no puede estar enojada o que su cólera no esté justificada; sólo que debe expresar la cólera con respeto a tu posición. De entrada, debes, inculcar este principio en la esclava, y asegurarle que la desviación de esta norma no va a ser tolerada.. Anima a la esclava que debe encontrar la manera de decir qué necesita sin alterarse. Como siempre, la paciencia habrás de ser paciente durante el entrenamiento, pero debes castigar cuando sea necesario.
Durante el castigo, el juego, el sexo y la conversación:
Los sonidos que una esclava hace (o no hace) están bajo tu control también. Si cualquier respuesta verbal te irrita o estas descontento con la manera de hablar de tu esclava, debes informarle que (si es suavemente es mejor), para que tenga la oportunidad de cambiar su comportamiento.
Si tu esclava se expresa mal, balbucea, se repite o no puede comunicar sus ideas de una manera eficaz, debes ayudarla a superar estas dificultades. Los pensamientos mal expresados se deben repetir brevemente. (Si tu esclava tiene un problema médico o un problema emocional importante, no debes asumir que mejore por realizar el entrenamiento de la voz).
Si estás castigando a tu esclava físicamente, o la estás azotando como parte de una escena o simplemente como diversión, dile de antemano qué respuestas estás buscando. Algunos Amos prefieren el estoicismo, otros prefieren que la esclava grite sin descanso. Es ACEPTABLE forzar algunos límites aquí, pero sería irresponsable buscar respuestas poco razonables en la esclava..
En el plano sexual, ayuda a tu esclava a que se exprese verbalmente si lo desea, o amordázala si es necesario y sus expresiones son excesivas. La respuesta de una esclava debe ser natural, pero las respuestas naturales de una esclava verdadero se basan no solamente en sus deseos sino también en la habilidad de su Amo en el entrenamiento.
Quizás el concepto más difícil del entrenamiento de la voz para que tu esclava sea la capacidad de hablar sin referirse a sus propios deseos y necesidades. Ésta no es una habilidad que puede ser aprendida o ser puesta en una lista de reglas y ser obedecida simplemente. El patrón del pensamiento de la esclava puede alterarse para poner importancia sobre su Amo y no sobre sí misma.
El entrenamiento inicial en este área se logra l con la corrección verbal. Por ejemplo, si la esclava dice, "deseo ir a ver una película," tu respuesta debo ser, " puedes volver a decirlo de una manera que sea más aceptable?" . La esclava puede decir, "si le parece bien Amo, esta esclava desearía ver una película esta noche". De acuerdo, la esclava todavía está expresando su deseo, pero haciéndolo de tal manera que no parece una petición.
La enseñanza del silencio:
A veces desearás "ver a la esclava, pero no oírla". Las ventajas del servicio silencioso se detallan en el tema "la esclava silenciosa".
Los siguientes son los métodos por los cuales una esclava se puede entrenar en el silencio:
A menos que la esclava tenga una pregunta, o a menos que la necesidad de alertarle sea algo innegable, la esclava debe aprender a no hablar a menos que le hablen. Esto puede ser difícil de lograr en situaciones convencionales, pero en privado, se puede tener una mordaza y usarla durante media o una hora por desobedecer. (Esto es un ejercicio que puedes desear incorporar por períodos de tiempo cortos, al principio. Según va progresando el entrenamiento, alarga los momentos de servicio silencioso, y aumenta el tiempo del castigo como juzgues apropiado.)
Es inicialmente mejor quitar las distracciones del entorno durante su entrenamiento de silencio. Apaga la música, la televisión, etc. No pases este tiempo en el teléfono. Si el nivel de silencio es algo que no puedes tolerar, compra unos auriculares para la esclava de modo que su audición esté limitada.
El silencio de la esclava debe extenderse más allá de voz. Debe aprender a caminar en silencio, bañarse silenciosamente, limpiar en silencio. cualquier cosa puede hacerse con tranquilidad relativa, y la esclava debe practicar todas estas cosas.
Si le dices a tu esclava que esté callada durante un castigo corporal, estate preparado. El silencio a la hora de un castigo es a menudo casi imposible para muchas esclavas. Sería terriblemente injusto exigir silencio durante este tiempo doloroso - por lo menos en las etapas iniciales del entrenamiento.
El aislamiento, el tiempo en la esquina, o cualquier otro castigo durante un rato se debe acompañar con una orden para seguir permaneciendo en silencio y para utilizar ese tiempo en reconsiderar su comportamiento y cómo puede mejorar. A una esclava que está castigada con aislamiento no se le debe permitir hablar a menos que sea una emergencia.
Anima a la esclava a que utilice solamente tantas palabras como necesite para expresar sus pensamientos.
Las maravillas de la adoración
No es extraño que tu esclava tenga una reverencia hacia ti tan fuerte que se asemeje a la "adoración". La adoración no es un término desconocido en el mundo BDSM: la "adoración del culo" y la "adoración del pie" son dos ejemplos de su uso. La "adoración" de una esclava a su Amo, sin embargo, no está relacionada con este tipo de adoración. es diferente a la adoración en el sentido de fetichismo. No se centra en una parte del cuerpo ( aunque ocasionalmente puede ser así) pero es parte de la vida de la esclava.
La adoración de una esclava no es un acto, sino una sensación interna. Es natural que, después de una época de ser supervisada tan de cerca y cuidada y enseñada, la esclava comience a verte como algo grande en su vida. Le has dado todo lo que necesita para vivir su vida, de acuerdo con sus necesidades y las tuyas. Eres la autoridad que recompensa y castiga, el profesor paciente y práctico, la diriges con amor y por eso te amará más cada vez.. Por otra parte, la forma de vida ritualista y la estructura dentro de ella, se asemejan a veces a lo que encontramos en una comunidad religiosa. Los rituales religiosos y la adoración reconfortan a sus participantes. De la misma manera, adorarte puede reconfortar a tu esclava.
Lo más importante es recordar que si la has entrenado correctamente, la esclava no "habrá roto" pero sí se habrá "liberado" de las normas y presiones culturales y sociales. En parte, es ese sentido de libertad el que crea el respeto profundo que se manifiesta como adoración.
No incurras en equivocaciones; tu esclava no piensa en ti, como "alguien perfecto" o como "un dios" en el sentido tradicional de la palabra. Ella entiende que eres capaz de cometer errores y sabe que eres un ser humano. Su adoración hacia ti es gratitud y dedicación y debes aceptarla desde ese espíritu. Es su manera de indicarte cómo se siente y que reconoce la autoridad y la fuerza de tu dominio sobre ella. La mera obediencia no permite que exprese la profundidad de la pasión que ella puede sentir al ser tu esclava.
Esta clase de adoración no es algo que puedas entrenar para que tu esclava la sienta. Es un resultado natural de la habilidad y la ternura de un Amo. Cualquier tentativa de forzarla fallará probablemente. El "entrenamiento" en este área implica la autodisciplina - la tuya.
Si comienzas a sentir que la esclava ha desarrollado un sentido de adoración hacia ti, no te duermas en los laureles y asume tu responsabilidad. Como cualquier otra cosa, su reverencia hacia ti desparecerá si detecta arrogancia o autosatisfacción por tu parte, o si siente que es algo que esperas simplemente por tu condición.
La adoración de tu esclava, cuando no se lleva al extremo, es una alegría y un honor. (Sí, tú PUEDES ser honrado por tu esclava). Devuelve la gratitud a tu esclava recordándote continuamente lo que debes hacer para merecer ese honor.
Este es el manual de entrenamiento de Master Stern & slave yielding's BDSM Lifestyle en http://www.bdsmu.com/  y ha sido traducido por A.S.y adaptado por Nomar-tf para Bdsm_Canarias.