Como es una sesión                Texto en revisión

Como comprendereis hay muchos tipos de sesiones dentro del bdsm y cada pareja enfoca sus sesiones a sus gustos. No vamos a entrar si la pareja, trio o grupo dispone de mazmorra o sesionea en un hotel o en mitad del campo. Pero la teoría marca unas pautas que vamos a definir.

Como lo que se hace en una sesión lo decide la parte dominante, normalmente; vamos a ponernos en su piel y ver en que cosas debe pensar y tener presente.

Valoración inicial.

  • Tiempo del que disponen, no es lo mismo una sesión de 2 horas que de 12. Que tecnicas realizará, descansos entre ellas o no, un tiempo para improvisar dependiendo de como vaya la sesion, dejar un tiempo al final para relajarse y hablar.

  • Lugar y sus caracteristicas, intimidad, si está preparado para el bdsm o no, si hay que llevar algún "juguete", etc...

  • Motivo de la sesión, puede ser: para realizar alguna técnica nueva, de aprendizaje de la sumisa, de castigo, de relax, sexual, de cuerdas, etc...

Una vez el dominante ya tiene todo esto claro, conviene ponerse en contacto con la parte sumisa y generarle excitación: contandole algunos detalles de que pasará en la sesión, recordarle castigos o premios que le prometio desde la última sesión,  etc.... En fin, generarle una ansiedad positiva.

Inicio de la sesión.

Ya en el lugar de la sesión y tras la charla de como va a ir la sesión más o menos, pero sin detalles; el dominante debe ponerse en su lugar. Él sabrá como: palabra que inicia la sesión ya establecida, gestos o actuaciones sobre la sumisa que a ella la coloquen en situación sumisa, etc... Cada pareja, normalmente, ya lo tiene establecido.

Desarrollo de la sesión.

Aqui es donde hay mucha variabilidad dependiendo de cada parejas.

En mi caso, para las sesiones cortas, de 3 a 5 horas, empiezo con azotes, cuerdas, inmovilización, humillación, placer y a veces termino con más azotes. Pero claro, depende cada sumisa.

Dependiendo del tiempo que tengamos, cada practica se hace más larga o corta; o se ponen espacios de descanso entre ellas.

Finalización de la sesión

Siempre hay que intentar que nos quede un tiempo para hablar sobre la sesión. Dar mimos a la sumisa si ha sido buena, o comentar algo que no haya salido bien. En este tiempo le doy libertad a la sumisa para hablar sin reservas.